Qué es la tesorería de una empresa

tesoreria-de-una-empresa

La tesorería de una empresa es una parte fundamental para el día a día de cualquier negocio, ya que de ella dependen tanto los pagos a proveedores como los cobros a clientes, entre otros conceptos. Además, una buena gestión de la tesorería evita problemas de liquidez, asegurando el funcionamiento del negocio en el futuro.

Guía gratuita: Cómo gestionar de forma eficiente una pyme Descargar ahora

La tesorería es el departamento de la empresa que se ocupa de la administración y gestión de la liquidez de la misma, así como de obtener financiación

La liquidez de una empresa, entre otros elementos, se compone de los siguientes:

  • Efectivo
  • Clientes temporales
  • Inversiones financiera temporales

La financiación se puede obtener de las siguientes formas:

  • Cobros por la actividad de la empresa
  • Créditos
  • Emisiones de renta fija

De la tesorería también parte los pagos a terceros:

  • Pagos a proveedores
  • Gestiones con bancos y otras empresas
  • Cualquier movimiento de dinero de la empresa a un tercero, sea persona, institución o empresa

La tesorería, por tanto, controla y gestiona todas las operaciones relacionadas con el flujo monetario o flujo de caja

Funciones del departamento de tesorería

Para una gestión financiera de la empresa saludable, el departamento de tesorería debe ocuparse de las siguientes funciones:

  • Gestión de la liquidez. Primero, controlando la posición de la tesorería cada día, evitando desviaciones que puedan poner en peligro la financiación de la empresa. Y, en segundo lugar, gestionando los flujos de cobro y pago.
  • Gestión de necesidades y excedentes a corto plazo. Para ello, es primordial tomar buenas decisiones en relación a la financiación y la inversión, negociando mejoras, si es el caso, con distintas entidades financieras. El objetivo es conseguir a través de la financiación:
    • Buena rentabilidad
    • Liquidez
    • Seguridad
    • Flexibilidad
  • Negociaciones bancarias. Negociar las mejores condiciones para los siguientes objetivos:
    • Reducir gastos por los servicios contratados
    • Financiación de la demanda financiera
    • Reducir gastos administrativos internos
    • Elegir los mejores medios de pago y de cobro
    • Control de las condiciones pactadas con los bancos, asegurando que efectivamente se cumplen
  • Gestión del riesgo. Teniendo en cuenta la liquidez, los créditos a clientes, de contrapartida o de mercado. 
  • Previsiones y presupuestos. Intentando predecir lo que va a necesitar la empresa, elaborar un presupuesto que permita cubrir los gastos e inversiones necesarias para su buen funcionamiento. 
  • Gestión de la documentación. Informes de posición diaria, de deuda, informes bancarios y toda la documentación de tesorería.
  • Relaciones con otros departamentos. Para controlar y gestionar todo el flujo de caja de la empresa. Relación especialmente estrecha con el Departamento de Contabilidad.

Diferencias con el Departamento de Contabilidad

Es conveniente separar ambos departamentos para aumentar la efectividad de la gestión de la liquidez y evitar incorrecciones en las cuentas y fraudes

El Departamento de Contabilidad tiene las siguientes funciones principales:

  • Ser capaz de proporcionar en todo momento información sobre los movimientos financieros de la empresa
  • Registrar las entradas y salidas de dinero de toda la empresa, clasificando cada uno de ellos por departamento, concepto y cualquier otra clasificación útil.  
  • Velar por que se cumplan los objetivos planificados.

PRS - Cómo gestionar de forma eficiente una PYME - CTA Post (2)

Suscríbete a zona pyme