Entendiendo el Ratio de Cobertura del Servicio de la Deuda (RCSD)

rcsd

El Ratio de Cobertura del Servicio de la Deuda (RCSD) es un indicador financiero que evalúa si una empresa cuenta con suficiente liquidez para cumplir con sus compromisos de pago pendientes, incluyendo intereses y cuotas de devolución de deudas.

¿Quieres aprender a gestionar de forma eficiente el efectivo  de tu negocio? Descúbrelo en esta guía

En términos contables, abarca los gastos financieros que se reflejan como desembolsos en los estados de resultados y las deudas de corto plazo consignadas en el balance de la compañía.

En este artículo vamos a realizar un análisis en profundidad de este ratio y qué implicación tiene para la empresa su uso.

¿Qué es el ratio RCSD?

El RCSD es un reflejo de la capacidad de la empresa para generar suficiente efectivo, lo que asegura una posición solvente, debido a que ese efectivo se debe dedicar para hacer frente a diferentes compromisos de pago.

El ratio RCSD hace una comparación entre el flujo de caja que dispone la empresa durante un período específico con las obligaciones financieras, que incluyen las deudas a corto plazo, y los intereses relacionados con estas deudas.

Esencialmente, el RCSD nos va a decir si la empresa puede satisfacer sus compromisos financieros a corto plazo, lo que, indirectamente, también implica saber si la empresa es rentable y es capaz de generar valor para los accionistas.

 

¿Cómo se calcula el ratio RCSD?

Para calcular el ratio de cobertura del servicio de la deuda debemos realizar la división entre el EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) y los gastos financieros y la deuda a corto plazo. La fórmula es la siguiente:

RCSD = EBITDA / (GASTOS FINANCIEROS + DEUDA A CORTO PLAZO)

El EBITDA es el resultado que obtiene la empresa antes de los intereses, impuestos, y amortizaciones; y en el cálculo del RCSD nos sirve como una métrica de referencia para evaluar la generación de efectivo durante un período dado.

Interpretación del Resultado del RCSD

    • Un valor superior a 1 indica que la empresa es solvente a nivel de flujo de caja y puede pagar los gastos financieros más la deuda a corto plazo.  En otras palabras, una mayor cifra sugiere una mayor solvencia y una reserva más significativa de efectivo.

    • Un valor inferior a 1 señala que la empresa no genera suficiente flujo de caja para cubrir sus gastos financieros y las deudas a corto plazo. Esta situación es insostenible a largo plazo y puede llevar a una pérdida de capacidad financiera (descapitalización) y, en última instancia, a una situación de quiebra.


Ejemplo práctico de cómo aplicar el RCSD

rcsd 2 (1) (1) (1)

Para ilustrar este concepto, consideremos un ejemplo de una empresa como deudora y una entidad bancaria como el acreedor: la Empresa X debe pagar 36,000 euros por un préstamo de 6 meses con una entidad bancaria. La cuota de enero es de 6,000 euros y los intereses mensuales son del 2%. Supongamos que el EBITDA de enero es de 14,000 euros.

Los pagos del mes de enero incluyen la cuota de 6,000 euros y 120 euros de intereses, sumando un total de 6,120 euros. Al calcular el RCSD para enero, dividimos el EBITDA (14,000 euros) entre los gastos financieros y la deuda a corto plazo (6,120 euros), obteniendo un RCSD de 2.29.

Dado que el valor del RCSD es mayor que 1, podemos considerar que la Empresa X es solvente. En otras palabras, su flujo de efectivo puede cubrir los gastos financieros y las deudas a corto plazo.

En resumen, el Ratio de Cobertura del Servicio de la Deuda (RCSD) es un indicador financiero esencial para evaluar la salud financiera de una empresa y su capacidad para afrontar sus compromisos de pago. Un RCSD superior a 1 sugiere solvencia, mientras que un valor inferior a 1 indica problemas de liquidez y sostenibilidad financiera.

PRS - Cómo gestionar de forma eficiente una PYME - CTA Post (2)

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme