¿Cuál escoger: puerta de entrada blindada o acorazada?

puerta-de-entrada-blindada

Cuando se trata de asegurar las pertenencias materiales, la puerta de entrada y las cámaras de seguridad son los primeros sistemas de protección que aparecen en nuestra mente. De hecho, una de las dudas más frecuentes surge en el momento de instalar una nueva puerta. Y es que, a menudo se desconoce la diferencia entre una puerta acorazada y una puerta de entrada blindada.

¿Sabías que más del 60% de los ciberataques se producen en Pymes?  Descubre aquí cómo protegerse frente ellos

En este sentido, ¿cuál es la diferencia entre ambas? ¿Cuál es la opción más adecuada?

Diferencias entre una puerta de entrada blindada y una puerta acorazada

Para conocer las características de cada una de estas puertas y cuáles son sus principales diferencias, es necesario analizar cada uno de sus componentes. 

Marco de la puerta 

La principal diferencia entre una puerta de entrada blindada y una acorazada es el material con el que se fabrica el marco de la puerta, también conocido como cerco. Mientras que los marcos de las puertas blindadas están confeccionados en madera, los cercos de las puertas acorazadas se confeccionan en acero, una cuestión que repercute directamente en la resistencia de la misma ante cualquier asalto.

Hoja de la puerta 

Al igual que ocurre con el marco, la hoja de la puerta blindada está fabricada en madera y, reforzada con láminas de acero en determinadas zonas. En cambio, la puerta acorazada está construida enteramente en acero, así como con planchas exteriores de madera que la recubren con un fin puramente estético.

Bisagras 

Las bisagras son aquellas piezas metálicas que sujetan la hoja de la puerta al marco, es decir, el elemento que permite la apertura y el cierre de la puerta. La diferencia entre ambos tipos de puertas es similar al resto de componentes de la misma, pues en el caso de las puertas blindadas las bisagras se encuentran atornilladas a la madera, en tanto que estarán soldadas o unidas mediante tornillos si nos referimos a puertas acorazadas.

Cerraduras

Otro de los aspectos relevantes a la hora de escoger la puerta adecuada es la cerradura. Y es que, pese a que un número elevado de cerrojos puede generar la sensación de mayor seguridad, lo cierto es que el detalle realmente importante es que cada uno de los cerrojos sea independiente del resto

En este sentido, la puerta acorazada destaca debido a los elementos de seguridad extra con los que cuenta, ya se trate de escudos abocardados o cerraduras auto-bloqueantes:

  • El diseño de un escudo abocardado impide la manipulación de la cerradura y la extracción de la puerta.
  • Por su parte, una cerradura auto-bloqueante imposibilita el acceso al interior del establecimiento tras el bloqueo de la cerradura en caso de que su sistema detecte un uso indebido del cerrojo.

Cilindros y llaves

Por último, el cilindro de una cerradura es esencial en el sistema de seguridad de una puerta, pues es uno de los elementos más importantes de este. 

Si bien por lo general una puerta acorazada suele contar con cilindros o bombillos de una calidad superior, otro punto clave es la llave. En el caso de la puerta acorazada se sumarán niveles de seguridad a través de las llaves patentadas y la copia activa de la llave. 

Aunque ambas puertas pueden parecer igual de efectivas, teniendo en cuenta su aspecto exterior, los elementos que componen cada una de ellas reflejan  grandes diferencias. De modo que, escogeremos una puerta de entrada blindada o una puerta acorazada según nuestras necesidades particulares y las de nuestro negocio.

New call-to-action

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme