Formas de llevar la planificación de la producción de manera efectiva

planificacion-de-la-produccion

La planificación de la producción es una tarea fundamental en cualquier empresa que se dedique a la fabricación de productos. Y es que, cuando se sigue un plan siempre se pueden realizar acciones con la que se puede mejorar su eficiencia, reducir los gastos e incrementar la calidad de la mercancía. En este artículo, explicamos cómo conseguir todo esto.

Guía gratuita: Cómo gestionar de forma eficiente una pyme Descargar ahora

Consejos para planificar la producción de forma adecuada

Para que la planificación de la producción sea eficaz, conviene responder a una serie de preguntas antes de dejarlo todo por escrito. Estas son algunas de ellas: 

  •         ¿Tengo todos los recursos a disposición?
  •         ¿El inventario está disponible para empezar a trabajar?
  •         ¿Cuento con el personal suficiente para completar el plan?
  •         ¿De qué máquinas dispongo?
  •         ¿Cuál es el tiempo que tengo para concretarlo todo?

Responder a todas estas cuestiones será un primer paso muy importante en la planificación de la producción. Ya que, una de sus claves es minimizar, todo lo que sea posible, los factores de riesgo que pueden acabar afectando a la fabricación de los productos. Posteriormente, ya se podrá empezar con el diseño de la hoja de ruta del plan.

1.  Definir objetivos y metas

Esta es una parte crucial a la hora de la planificación de la producción. Y es que los objetivos y metas de una empresa deben estar muy claras para que puedan tener la oportunidad de medir los resultados que estas les reportará. Algunas pueden ser:

  • Reducir los costes tanto de tiempo como de producción.
  • Mejorar la calidad de los productos.
  • Maximizar la eficiencia y productividad.

 2.  Analizar la demanda

Durante la planificación de la producción, es fundamental contar con  las necesidades de los clientes. Sus preferencias, pero también las tendencias del momento son importantes al analizar la capacidad que tiene un negocio para satisfacer toda la demanda que habrá. Por tanto, debe saber cuál es la disponibilidad de sus recursos
 

3.  Crear un calendario de producción

El calendario de producción es un recurso sumamente útil. Pues, gracias a él, las organizaciones pueden saber cuánto les cuesta producir cada producto, el tiempo que invierten y en qué momento es preferible fabricarlo. También, debe incluir información sobre el tiempo que tardan en llegar los materiales, la mano de obra requerida y los plazos. 

4.  Asignar recursos

Después de tener bien definido el calendario, en la planificación de la producción es crucial tener claros los recursos materiales, humanos y financieros que harán falta. Este debe hacerse con la antelación suficiente para disponer de un plazo amplio de tiempo que permita cumplir con todos los objetivos propuestos al principio. 

5.  Monitorear y ajustar la producción

La última de las formas de llevar la planificación de la producción de manera efectiva es realizar un seguimiento de la producción. Este debe ser continuo para registrar todo lo que está sucediendo y para hacer los cambios necesarios para ajustar los tiempos y cumplir con los plazos. Así, se podrá aumentar la productividad. 

Las ventajas de la planificación de la producción

La planificación de la producción, por tanto, tiene muchos beneficios para las empresas. El principal es que consigue mejorar el abastecimiento de los materiales, además de los tiempos de producción que, en determinados momentos del año, deben ser doblemente eficaces. Asimismo, también se reducen los gastos, lo que repercutirá favorablemente en la economía de la organización minimizando las pérdidas de recursos.

 

En definitiva, la planificación de la producción es una ventaja competitiva al acelerar los procesos y ganar eficacia. Tanto para los negocios que acaban de iniciar su actividad, como para aquellos que han notado que la gestión de sus productos no es la adecuada.

Nueva llamada a la acción

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme