¿Qué es un plan de recuperación ante desastres?

plan-de-recuperacion-ante-desastres

Los imprevistos y las crisis pueden tener un impacto devastador en cualquier negocio.   Para minimizar los daños, proteger a los trabajadores y al resto de activos es esencial contar con un plan de recuperación ante desastres. Te contamos cómo funciona y cómo puede ayudarte a garantizar la integridad de la empresa.

 

Descarga este eBook gratuito y conoce las recomendaciones prácticas sobre la  gestión de recursos empresariales

 

¿En qué consiste un plan de recuperación ante desastres?

Un plan de recuperación ante desastres es un documento detallado que establece las medidas y acciones que se deben llevar a cabo para reanudar rápidamente el trabajo después de un incidente no planificado. Este se compone de una serie de estrategias, procedimientos y protocolos que minimizan los efectos negativos, restauran la normalidad y fortalecen el área afectada. El fallo de una aplicación, errores en la comunicación o en los centros de datos y desastres en las instalaciones son algunos de los imprevistos que puede contemplar el plan de recuperación.

Cómo se realiza un plan de recuperación ante desastres

Un plan de recuperación ante desastres es una estrategia adecuada para proteger el negocio y garantizar su continuidad ante la aparición de cualquier evento inesperado. Para ello, es clave desarrollar un plan de recuperación ante desastres efectivo.

Valorar los riesgos

Realizar una investigación exhaustiva de los riesgos que pueden afectar al negocio e identificar los incidentes que podrían ocurrir, como ciberataques, incendios o inundaciones. Después, conviene analizar las características de cada riesgo y su probabilidad.

Evaluar el impacto

Determinar cómo puede afectar al negocio cada uno de estos desastres y analizar las posibles interrupciones en las operaciones, los daños físicos, las pérdidas financieras y cualquier otro efecto negativo.

Establecer metas y objetivos

Definir los objetivos y metas que se desean lograr con el plan de recuperación ante desastres. Estos pueden incluir la protección de vidas humanas, la minimización de los daños a la infraestructura o la restauración de los servicios más importantes de la empresa. En definitiva, establecer metas claras y alcanzables.

Formar un equipo de gestión de desastres

Designar a un equipo responsable de desarrollar, implementar y coordinar el plan de recuperación ante desastres. Este debe incluir representantes de los diferentes departamentos.

Identificar los recursos

Determinar los recursos disponibles, las habilidades y los conocimientos que podrían utilizarse durante una situación de emergencia. Esto puede comprender desde el personal hasta los equipos y los medios de comunicación.

Determinar el procedimiento de actuación

Definir los pasos específicos que debe seguir el equipo durante un desastre o crisis. El procedimiento debe abarcar tanto la seguridad de los trabajadores y la comunicación interna y externa, como la evaluación de daños y la protección de los activos más importantes de la empresa.

Realizar copias de seguridad y almacenamiento de datos

Implementar un sistema de copias de seguridad y asegurarse de almacenarlas en un lugar seguro. Esto garantizará que los datos empresariales más relevantes estén protegidos y puedan recuperarse en el caso de pérdida o daño.

Realizar pruebas y simulacros

Llevar a cabo pruebas periódicas del plan de recuperación ante desastres para identificar áreas de mejora y garantizar que todos los procesos funcionen correctamente. Además, es importante realizar simulacros de emergencia para evaluar la preparación y la eficacia del plan.

Revisar y actualizar el plan de recuperación ante desastres

Los negocios y, por tanto, los eventos que pueden afectar a la empresa, evolucionan con el tiempo. Por ello, es fundamental revisar y actualizar regularmente el plan de recuperación ante desastres realizando revisiones anuales y efectuando los ajustes necesarios.

En definitiva, un plan de recuperación ante desastres desarrollado y ejecutado correctamente puede asegurar la supervivencia del negocio ante eventos inesperados y crisis. No obstante, cada organización es única, así que es adecuado adaptar el plan a las necesidades y sus características específicas.

 

New call-to-action

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme