Cómo y por qué establecer los objetivos de negocio

objetivos-de-negocio

Gestionar un negocio implica planificar, organizar, dirigir y controlar los recursos; así como los procesos y los resultados obtenidos. Para las pequeñas y medianas empresas esto supone un gran desafío, ya que hay mucho trabajo que hacer detrás de ofrecer un producto o servicio.

Guía gratuita: Cómo gestionar de forma eficiente una pyme Descargar ahora

Existen factores claves que hay que abordar, como los procesos de producción, de atención al cliente, de distribución o servicios posventa, etc. Si bien la administración de una empresa comprende un sinnúmero de consideraciones y aspectos, hay un punto vital y es tener una visión del negocio y trabajar con una dirección clara.

Los objetivos de negocio

La única manera de que una pyme se sostenga en el tiempo es que tenga una estrategia definida, de la cual se desprenden los objetivos de negocio que marquen el camino a seguir. Una vez que sé “donde quiero estar”, puedo comenzar a medir lo lejos que estoy de esa situación futura deseada. En ese sentido, se debe evaluar el desempeño de las áreas funcionales y, dependiendo de los resultados, adoptar las decisiones que correspondan o, en su caso, redefinir la estrategia. Para ello, hay cinco características que deben cumplir los objetivos de negocio:

  • Específicos
  • Medibles
  • Alcanzables
  • Realistas
  • Temporales

Del mismo modo, los objetivos deben estar ligados a:

  • Plazos: Incluye una fecha de inicio y otra de finalización para alcanzar el objetivo.
  • Acciones: Implica detallar todas las acciones que se pondrán en práctica para la consecución del objetivo.
  • Recursos: Es primordial planificar el presupuesto y todo lo necesario para concretarlo.

En eso consiste precisamente trazar un plan de negocio, en establecer tus objetivos e identificar las mejores estrategias para alcanzarlos. Así, podrás enfocar tu energía y recursos en lo que realmente necesitas hacer, en lugar de desperdiciar esfuerzos en acciones que no producirán ningún resultado buscado.

El plan de negocio

Un plan de negocio pone por escrito el futuro de tu empresa. Se trata de un documento donde se detallan las acciones para que tu actividad sea rentable. A la hora de emprender es indispensable planificar de antemano una serie de aspectos básicos. Entrepreneur detalla 5 de ellos, pero nosotros lo reducimos a tres:

  • Los recursos que serán necesarios para iniciar la actividad.
  • Qué capacidad de respuesta se tiene al empezar.
  • La proyección de la empresa a medio plazo (de tres a cinco años).  

Si no cuentas con el capital suficiente, aparece un desafío extra: conseguir financiación externa y convencer a los inversores de que tu proyecto es merecedor de su apoyo. Todo esto también debe estar debidamente detallado en el documento.

¿Para qué sirve?

Un plan de negocio permite ver la viabilidad de la empresa a largo plazo e implementar mejoras en la situación actual. También es importante la presentación del proyecto a la hora de buscar esa financiación que mencionábamos, tanto en inversores privados como para solicitar un préstamo. 

Estructura del plan de negocio

Repasamos los puntos básicos a incluir en todo plan de negocio:

  • Resumen ejecutivo: Explica brevemente de qué trata la empresa, su cartera de productos y servicios, su target de clientes y su zona de influencia.
  • Descripción de la empresa: En este apartado se define la visión, la misión, los valores y la estructura de la organización. También se detallan las necesidades del mercado que el negocio intentará satisfacer y cómo los productos o servicios lograrán hacerlo.
  • Análisis del mercado: Implica detallar el mercado objetivo, el tamaño, el ritmo de crecimiento y el potencial beneficio.
  • Producto o servicio: Descripción detallada del producto ofrecido por la empresa, estudio de la competencia y explicación de la estrategia de diferenciación.
  • Organización y gestión: Desarrollo de la estructura organizacional y de gestión de la empresa.
  • Plan de marketing y ventas: Estrategias integrales de marketing y ventas, que deben incluir el modelo de comercialización del producto.
  • Plan financiero: Modelo financiero, en el que incluyen los costes, las proyecciones y las posibilidades de financiación en su caso.
  • Anexo: Información complementaria, como CV de los fundadores.

En definitiva, a la hora de iniciar una actividad empresarial, el primer paso es planificar la estrategia con unos objetivos de negocio bien definidos en el business plan. Este documento se convertirá en la guía a seguir para crecer y alcanzar las metas propuestas.

PRS - Cómo gestionar de forma eficiente una PYME - CTA Post (2)

Suscríbete a zona pyme