¿Por qué digitalizar la logística de la empresa?

logistica en la empresa

La evolución de las tecnologías y la digitalización de los negocios han supuesto un cambio de paradigma en todo tipo de negocios de cualquier ámbito y sector. Como consecuencia de estos avances, podemos apreciar grandes avances en la totalidad de los departamentos que componen una organización. Y una de las secciones más afectadas ha sido el almacenamiento, por lo que cabe preguntarse cuál es el papel de la logística en la empresa actualmente.

Descubre aquí los consejos clave para empezar con  el proceso de digitalización de tu negocio

La realidad es que hablamos de un departamento que se ha visto notablemente afectado por la generación de nuevos procesos, pero cuyos objetivos no han variado en exceso dentro de las organizaciones. Así pues, la logística en la empresa ha dejado de ser tal y como la entendíamos a nivel operativo, pero mantiene su esencia como sistema de aprovisionamiento propio y de los clientes.

En qué consiste el papel de la logística en la empresa

Para abordar el papel de este departamento en cualquier organización es importante entender que sus procesos van más allá del almacenamiento de materias primas o del producto final, ya que se trata de gestionar todo un sistema dedicado a mantener un equilibrio de stock permanente. El objetivo final de la logística en la empresa reside en garantizar la satisfacción del cliente con respecto a la obtención del producto, ejerciendo diversos papeles a lo largo de la cadena de suministro:

  • Gestión de la base de datos sobre todos los elementos existentes en el almacén.
  • Control y organización de inventarios, tanto en producto final como en materia prima.
  • Planificación y gestión de los sistemas de transporte para los pedidos.
  • Recepción y registro de materias primas procedentes de proveedores.
  • Atención y preparación de pedidos por parte del cliente.
  • Mantenimiento del equilibrio en el nivel de stock.
  • Relación con el cliente a la hora de gestionar los pedidos y el envío de los mismos.

Exigencias sobre la logística en la empresa

Con base en  estas funciones, el sistema de logística debe garantizar el cumplimiento de  determinados parámetros con respecto al aprovisionamiento de la empresa. En este sentido, a esta sección le corresponde velar por factores como que el producto sea el adecuado para cada cliente, que se encuentre en perfectas condiciones y en las cantidades acordadas, que llegue en el tiempo estipulado al cliente correcto y que todos los elementos que participan en el proceso -como almacenes y transporte- sean los precisos.

Qué cabe esperar del futuro de la logística en la empresa

La digitalización de los negocios ya forma parte de los sistemas de logística en la empresa; sin embargo, sigue habiendo una tendencia al alza en su implementación, ya que se trata de un proceso paulatino para la mayoría de organizaciones. Cuestiones como el almacenamiento de información en la nube, a partir de datos completamente digitalizados, o la interconexión entre sistemas, ya están a la orden del día.

Pero a nivel industrial la eficiencia lo es todo, y todo el sector continúa adaptándose a las nuevas tecnologías para optimizar este aspecto. Por este motivo, se espera que cada vez sean más comunes algunos avances como la robotización de los almacenes para acelerar los procesos, la aplicación del big data con el fin de perfeccionar las previsiones o la implementación del denominado internet de las cosas para gestionar la trazabilidad en los almacenes.

Por qué es conveniente digitalizar la logística en la empresa

Para responder a esta cuestión de manera breve, podríamos decir que es mera cuestión de supervivencia, porque lo es. Si desgranamos este argumento convendría poner el foco en la globalización: hoy en día, a tus clientes les va a resultar muy sencillo encontrar lo que tú les ofreces en cualquier otra parte, la competencia es voraz y, mientras antes era local, ahora se extiende por todo el planeta.

Digitalizando la logística en la empresa, cualquier negocio puede mejorar su eficiencia, acortar los plazos de entrega, reducir costes e incrementar la calidad del producto y del servicio. En resumen, esto se traduce en un incremento en la satisfacción del cliente, que si encuentra esto en cualquier otra organización, probablemente comenzará a recurrir a ella.

New call-to-action

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme