La evaluación de riesgos laborales como base de la prevención

evaluacion-de-riesgos-laborales

La evaluación de riesgos laborales es un paso fundamental dentro de la prevención, y es lo que permite detectar aquellos problemas que requieren de protocolos, herramientas o sistemas preventivos. Veamos en qué consiste y cómo llevarla a cabo.

Guía gratuita: Cómo gestionar de forma eficiente una pyme Descargar ahora

¿En qué consiste la evaluación de riesgos laborales?

La evaluación de riesgos laborales es el proceso a través del cual se identifican todo tipo de peligros en los centros de trabajo. Este análisis pone el foco, no sólo en los riesgos físicos que puedan causar un accidente laboral, sino también en reducir al máximo las posibilidades de contraer las llamadas enfermedades laborales.

¿Cómo aplicar adecuadamente la evaluación de riesgos laborales?

En el sistema de prevención de riesgos laborales, la evaluaciónsupondrá  un proceso más, por lo que podemos distinguir diversas fases. De llevarlas a cabo adecuadamente o no, dependerá el funcionamiento preventivo frente a posibles peligros en las instalaciones de la empresa. Podemos identificar hasta 7 pasos diferentes y complementarios en esta tarea.

Asimismo, la evaluación de riesgos laborales debe realizarse de forma exhaustiva, en colaboración con los distintos departamentos de la empresa con el fin de determinar los protocolos de actuación en cada uno de ellos. De este modo es posible garantizar la seguridad de los trabajadores de la empresa y un ambiente profesional saludable.

Análisis detallado de todas las instalaciones de la organización

En primer lugar es conveniente realizar un estudio pormenorizado de las instalaciones del entorno laboral al completo, pasando por todas las instalaciones, equipos y maquinaria, condiciones de trabajo e incluso sustancias utilizadas para el desarrollo de la productividad.

A partir de aquí, se desarrolla una descripción en detalle de todas las actividades y procesos que se llevan a cabo en la compañía. Un trabajo que requiere ineludiblemente de la colaboración con los empleados, quienes se encargarán de clarificar qué elementos e instalaciones utilizan y de qué modo lo hacen.

Identificación de posibles riesgos

Una vez descritos todos los procesos de la empresa y manteniendo nuevamente el contacto con los empleados, es momento de identificar todos los riesgos existentes a través de diversos análisis. Lo más habitual en este punto es la realización de inspecciones, entrevistas y simulaciones en cada una de las instalaciones.

Evaluación de la probabilidad y severidad de cada riesgo

En la evaluación de riesgos laborales no basta con identificar los peligros. Este conjunto de factores serán clasificados posteriormente en función de la probabilidad de que sucedan y la severidad de las consecuencias llegado el caso. Para ello, se valoran cuestiones como la frecuencia y la intensidad de la exposición al riesgo, las condiciones laborales, las medidas preventivas existentes o las características de los empleados.

Priorización en la prevención de riesgos

Pese a que es fundamental atender a todos y cada uno de los riesgos que se hayan identificado a lo largo del proceso de evaluación, es recomendable seguir un orden en la planificación de la prevención.

En función de los resultados obtenidos en el paso anterior, se debe priorizar la intervención frente aquellos riesgos más frecuentes y severos, poniendo especial atención sobre ellos e invirtiendo los primeros esfuerzos y recursos en su solución. Esta jerarquización en la prevención de riesgos también ha de tener en cuenta el número de empleados que se ven afectados por cada peligro.

Diseño y planificación de las medidas de prevención e riesgos

En este momento del proceso, cuando se han identificado los riesgos y se han clasificado y priorizado según su peligrosidad, es cuando finaliza la fase de evaluación y comienza la prevención. Con toda la información recopilada hasta ahora, es momento de diseñar y planificar las medidas, protocolos y herramientas adecuadas para garantizar la seguridad de los empleados.

Aplicación de las medidas y protocolos establecidos

Por último, para finalizar el proceso de prevención -más allá del seguimiento constante que requiere esta tarea y que veremos a continuación-, han de implementarse todas las medidas indicadas en el paso anterior. Cabe recordar que en este punto del proceso cobra mayor importancia la priorización de los riesgos para resolverlos en el orden correcto.

Seguimiento y mejora continua en la prevención de riesgos

La evaluación de riesgos laborales debe ser una actividad periódica en todas las empresas, mientras que la prevención de riesgos es más bien una tarea constante en la que monitorizar los procesos para perfeccionarlos en la medida de lo posible. Por eso es conveniente establecer también un sistema dedicado a este análisis, que formaría parte de una evaluación más básica y rutinaria.

¿Por qué la evaluación de riesgos laborales es fundamental para tu negocio?

El ambiente laboral, comenzando por la seguridad de las instalaciones, es un factor que influye de un modo directo en el desempeño de los trabajadores y que, al mismo tiempo, repercute en la imagen interna y externa de una organización. La evaluación de riesgos laborales es, como decimos, el primer paso de una prevención que se aplica por ley, pero también por sentido común.

New call-to-action

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme