La gestión de la cadena de suministro en pequeñas y medianas empresas

gestion-de-la-cadena-de-suministro

Una de las arterias principales de cualquier organización es el proceso que sigue un producto, desde que llega a las instalaciones de la empresa hasta que aterriza en las manos del cliente final. La gestión de la cadena de suministro es precisamente la tarea de garantizar el buen funcionamiento de este recorrido a través de la planificación, implementación y control de diversas estrategias.

Descarga este eBook gratuito y conoce las recomendaciones prácticas sobre la  gestión de recursos empresariales

Como es lógico, en este proceso quedan implicados varios roles con respecto a la organización, tanto a nivel interno como a nivel externo, donde tienen especial relevancia actores como los proveedores o los distribuidores del producto. La integración adecuada de todos los participantes es fundamental en el éxito de la gestión de la cadena de suministro.

¿En qué consiste la gestión de la cadena de suministro?

Como tarea crucial para cualquier organización en la que se desarrolle un proceso productivo, la gestión de la cadena de suministro requiere de ciertos conocimientos. Por un lado, es indispensable conocer detalladamente todas y cada una de las etapas por las que pasa un producto en la organización y, por otro, entender cómo incrementar la eficiencia en dicho proceso.

Factores clave en la gestión de la cadena de suministro

La eficiencia productiva en este caso depende en gran medida de una gestión efectiva de la cadena de suministro. Para lograrlo son fundamentales factores como la planificación, la selección e implementación de las herramientas y tecnologías adecuadas, las buenas relaciones con proveedores y distribuidores y la mejora continua en los procesos internos.

Todo ello con el propósito de generar valor para el cliente mejorando el servicio y optimizando los costes, por lo que la gestión de la cadena de suministro supone una serie de tareas más allá del propio proceso productivo. Hablamos de cuestiones financieras, de relaciones externas o de la gestión de los flujos de información, entre otras acciones.

Etapas a tener en cuenta en la gestión de la cadena de suministro

La gestión de la cadena de suministro pone el foco en todas las etapas que forman parte del proceso productivo de una organización, por lo que quien se encarga de ello debe mantener un control absoluto sobre cada una de las siguientes etapas:

  • Adquisición de la materia prima.
  • Proceso productivo, con cada una de sus propias etapas.
  • Almacenamiento y logística.
  • Transporte y distribución.
  • Venta al detalle.

Para lograr un proceso efectivo y eficiente no sólo es importante que cada una de estas fases lo sea por sí sola, sino que resulta fundamental que estén perfectamente conectadas entre sí. Un inconveniente en un eslabón de la cadena de suministro puede generar graves problemas en todo el proceso productivo.

Diferencias entre logística y cadena de suministro

Aunque son disciplinas que forman parte de un mismo ámbito y en ocasiones se prestan a la confusión, cabe explicar que la gestión de la cadena de suministro y la logística son áreas distintas dentro de una misma organización. Estas diferencias responden fundamentalmente al rango de acción de cada departamento y a su papel en la empresa.

Para entenderlo fácilmente, la gestión de la cadena de suministro abarca todo un proceso del que la logística forma parte. Es decir, mientras que la primera se ocupa de la planificación, el diseño, la producción, el almacenamiento y la entrega, la segunda responde a ciertas etapas del proceso, como son el control y la planificación del almacenamiento y el movimiento de productos.

La tecnología en la gestión de la cadena de suministro

Como en cualquier otro ámbito, la gestión de la cadena de suministro se ha visto totalmente modificada con la digitalización de las empresas. La implantación de tecnologías como Internet de las cosas o la inteligencia artificial y el machine learning, han permitido hacer de esta tarea un proceso mucho más eficiente y preciso.

Principalmente, la aplicación de la tecnología en este área influye en cuestiones como un seguimiento exacto de la cadena de suministro, la recopilación y el tratamiento de grandes cantidades de datos y la automatización de tareas repetitivas. ¿El resultado? Identificación de oportunidades de mejora, incremento de la productividad y de la calidad, o previsión de la demanda, entre otras cosas.

La importancia de una correcta gestión de la cadena de suministro

Cuando un trabajo reúne diferentes etapas en el proceso productivo de una organización, su peso en el éxito del negocio queda fuera de toda duda. La gestión de la cadena de suministro se encarga de dirigir paso a paso toda la fabricación de un producto, incluyendo la adquisición de materia prima y su distribución al cliente final. ¿Cómo no tenerla en cuenta en cualquier empresa?

New call-to-action

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme