Diferencias entre sociedad limitada y sociedad limitada nueva empresa

diferencias-entre-sociedad-limitada-y-sociedad-limitada-nueva-empresa

Cuando un emprendedor decide crear una empresa tiene a su disposición varias opciones. Una de ellas es una sociedad limitada. La sociedad limitada nueva empresa (SLNE) es un tipo especial de sociedad limitada que cuenta con algunas características que la hacen distinta. Pese a que no existe demasiada información al respecto, lo cierto es que merece la pena conocer esta diversidad.

1 mes gratis en nuestra solución de gestión del efectivo Disfruta de la oferta gratuita aquí

Entender las diferencias entre sociedad limitada y sociedad limitada nueva empresa resulta fundamental a la hora de constituir una organización. Y es que, dependiendo de las condiciones y necesidades del negocio en cuestión, será conveniente apostar por una alternativa u otra. Así pues, ¿cuáles son los factores principales que debemos tener en cuenta a la hora de distinguirlas?

Diferencias entre sociedad limitada y sociedad limitada nueva empresa, ¿qué opción escoger?

Cada una de estas formas jurídicas tiene una serie de características particulares. Como decimos, conocer las diferencias entre sociedad limitada y sociedad limitada nueva empresa, es la única garantía a la hora de elegir la que más conviene a cada tipo de negocio.

Según la ley que regula la sociedad limitada nueva empresa, esta forma jurídica es “especialmente aconsejada para pequeñas y medianas empresas”, ya que se pretende incentivar el emprendimiento mejorando y simplificando las condiciones necesarias a la hora de crear una sociedad. Pero, ¿en qué factores se basa la normativa para definir cuál es la mejor opción?

El número máximo de socios en la sociedad limitada nueva empresa

El número máximo de socios que permite una sociedad limitada nueva empresa es cinco. Además, no es posible que otra sociedad posea participaciones en la empresa. Es decir, que todos los socios han de ser personas físicas.

El capital social: mismo mínimo, limitaciones en el máximo

En ambos tipos de sociedades, el capital mínimo para crear la empresa son 3.000 euros. Sin embargo, mientras que la Sociedad Limitada no tiene un límite máximo, la sociedad limitada nueva empresa tiene un máximo de 120.000 euros. Además, el capital social tiene que estar dividido en participaciones sociales.

Responsabilidad social igualmente limitada en ambos casos

En ambos casos, la responsabilidad de los socios está limitada al capital aportado. En otras palabras, los socios no tendrán que responder con sus propios bienes en el caso de contraer deudas, independientemente de si hablamos de constituir una Sociedad Limitada o una Sociedad Limitada Nueva Empresa.

Constitución de la sociedad limitada y sociedad limitada nueva empresa, ¿qué diferencias existen?

La forma social denominada sociedad limitada nueva empresa se creó con el fin de agilizar los trámites de constitución de nuevas organizaciones y, por tanto, es aquí donde aparecen las diferencias más significativas con respecto a la constitución de una sociedad limitada:

  • El objeto social de una sociedad limitada nueva empresa, es decir, a lo que se dedica la empresa, es genérico. Esto supone que, en el caso de querer ampliar el rango de actividades no es necesario cambiar los estatutos de la sociedad, lo que simplifica considerablemente la burocracia.
  • Una sociedad limitada nueva empresa puede tener como objeto social una o varias de las siguientes actividades: agrícola, ganadera, forestal, pesquera, industrial, de construcción, comercial, turística, de transportes, de comunicaciones, de intermediación, de profesionales o de servicios en general.
  • Además, una sociedad limitada nueva empresa se puede constituir tanto de forma presencial como telemática, de nuevo una característica que busca incentivar la creación de nuevas empresas.
  • Una vez creada, y durante los tres primeros meses, se puede cambiar la denominación social de forma gratuita.

Diferencias entre sociedad limitada y sociedad limitada nueva empresa: pago de impuestos y contabilidad

El pago de impuestos y la contabilidad son dos de los aspectos que más preocupan a los emprendedores a la hora de constituir una nueva organización. Si atendemos a las diferencias entre sociedad limitada y sociedad limitada nueva empresa, en este caso la elección ofrece pocas dudas, ya que este último caso presenta grandes ventajas sobre la opción genérica:

  • Es posible aplazar el pago del Impuesto de Sociedades en los dos primeros períodos impositivos contando desde la constitución de la empresa.
  • También se puede aplazar o fraccionar las retenciones o ingresos a cuenta del IRPF durante el primer año.
  • No es obligatorio fraccionar el pago del Impuesto de Sociedades a cuenta de las liquidaciones de los dos primeros períodos impositivos.
  • Permite un libro de contabilidad más simplificado que el de una sociedad limitada.

¿Qué debes escoger entre sociedad limitada nueva empresa o sociedad limitada?

Lo cierto es que la respuesta a esta cuestión queda completamente clara cuando entendemos las diferencias entre sociedad limitada y sociedad limitada nueva empresa. De hecho, la pregunta debería girar más bien en torno a las posibilidades, más que a la voluntad; es decir, si las condiciones de la nueva organización lo permiten, la sociedad limitada nueva empresa ofrece mayores ventajas.

No obstante, en caso de querer constituir una sociedad con un capital ilimitado, que aparezcan más de cinco socios constituyentes o que existan otras sociedades en la nueva organización, únicamente es posible optar por la sociedad limitada. Teniendo en cuenta estas diferencias y las necesidades concretas del negocio, ¿qué opción te resulta más adecuada?

PRS - Cómo gestionar de forma eficiente una PYME - CTA Post (2)

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme