Cultura de una empresa: qué es y cuáles son sus beneficios

cultura-de-una-empresa

Cada empresa es diferente. Y así como cada territorio, región y país cuenta con su propia cultura, también sucede con los equipos de trabajo, donde la cultura de una empresa puede influir directamente en sus resultados. Veamos su funcionamiento y por qué es importante definir correctamente la cultura empresarial.

Aparte del plan de mantenimiento preventivo, ¿sabes que otras opciones existen  para hacer de tu negocio un lugar seguro? Descúbrelo aquí

 

¿Cómo se define la cultura de una empresa?

Podemos definir la cultura empresarial como la suma de valores, ideales, actitudes y normas que comparten todos los miembros de la organización. De hecho, cada nuevo empleado que se incorpora a la empresa deberá asimilar, poco a poco, los principios que caracterizan al resto del equipo. De este modo no solo cada trabajador asegura su puesto de trabajo, sino que repercute en el fortalecimiento de la estructura de la empresa y hace que la marca sea aún más valiosa.

Entre los rasgos que forman parte de la cultura empresarial podemos encontrar la misión y la visión, los valores, el talento y la relación entre los trabajadores, independientemente del puesto que ocupen. 

Propósito empresarial

El propósito empresarial es aquel objetivo permanente que expresa el motivo por el que existe la empresa. Gracias a este, los integrantes del equipo pueden diferenciar con mayor claridad entre las decisiones correctas e incorrectas, o lo que es lo mismo, entre las decisiones que generan valor y las que no. 

El propósito corporativo destaca por favorecer la capacidad de la empresa para obtener beneficios a largo plazo y mejorar la reacción ante cualquier situación disruptiva. No obstante, el objetivo de la empresa no debe concebirse como un ente aislado, sino como parte de la estrategia y del modelo de negocio. De esta forma, los integrantes del equipo sentirán que forman parte de la cultura y los valores de la empresa y que esta no solo busca obtener ganancias económicas, sino también aportar valor compartido a la sociedad y formar parte del impacto global. 

¿Por qué es importante la cultura empresarial?

De un modo consciente o inconsciente, todas las organizaciones cuentan con su propia cultura empresarial que refleja las creencias de todos los trabajadores. Por esta razón, es esencial definir cuanto antes la cultura en la empresa, pues no solo requiere tiempo para una integración adecuada, sino que repercute en el éxito del equipo y sus acciones.

Para obtener los beneficios de una cultura empresarial fuerte es necesario definirla cuanto antes y revisarla con cierta asiduidad. Entre las ventajas encontramos:

  • La diferenciación de la competencia.
  • Los miembros de la empresa se sienten parte de ella, de modo que el rendimiento es mayor y se favorece el crecimiento constante.
  • Se da una mayor cohesión entre los integrantes y colaboradores de la empresa.
  • Hay una mayor retención de los empleados y una atracción de talento superior.

Tipos de cultura de una empresa

La variedad de culturas es tan amplia como empresas hay en el mundo; no obstante, existen cuatro modelos bajo los que pueden clasificarse la gran mayoría de estas. 

Cultura motivacional 

Hoy en día es uno de los sistemas más aclamados por los trabajadores, pues para alcanzar este tipo de cultura en una empresa se fomenta la felicidad y el bienestar de los trabajadores que conforman el equipo. A través de estos valores se busca mantener motivados a los empleados, de modo que se logren mejores resultados.

Cultura autoritaria 

En cambio, la cultura autoritaria destaca por concentrar el poder de decisión y la responsabilidad en una única persona. Este modelo puede frenar el desarrollo de la empresa.

Cultura por objetivos 

Por su parte, la cultura por objetivos se caracteriza por la exigencia de resultados. Para ello se promueve la competitividad a expensas de otros factores. Los objetivos son el origen y la meta de las acciones empresariales.

Cultura burocrática

Por último, la cultura burocrática se basa en unas normas definidas que dan lugar a un proceder ordenado y rígido. Estas reglas determinan cómo se debe actuar y cuáles son los niveles de libertad. Si bien esta es una de las culturas empresariales más seguras, también presenta resistencia al cambio y puede tener lugar la desmotivación entre los trabajadores. 

La cultura de una empresa es, sin duda, un elemento de gran relevancia para crear un clima de trabajo adecuado. Por ello, investigar y definir la cultura empresarial debe de ser uno de los puntos clave en el momento de crear un equipo de trabajo.

New call-to-action

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme