Cámara IP: ¿qué es y por qué es la mejor opción en seguridad?

camara-ip-que-es

Las cámaras de videovigilancia son un dispositivo que lleva décadas asentado en el mercado. La seguridad, tanto a nivel empresarial como en lo que respecta a los domicilios particulares, ha experimentado  una revolución desde  la aparición de este tipo de sistemas. En la misma línea, estos equipos no han dejado de crecer y mejorar gracias a la tecnología, por lo que nada tienen que ver con los de antaño. Un claro ejemplo es la cámara IP, ¿qué es este pequeño dispositivo?

Descubre todo lo que necesitas saber para hacer de tu negocio un lugar seguro Descargar ahora

A continuación te explicamos en qué consiste, cuál es su funcionamiento y cuál es la tipología más recurrente en el mercado con respecto a la cámara IP. ¿Qué esperas de un sistema de videovigilancia adecuado al momento en que nos encontramos? Este tipo de dispositivos te ofrece grandes ventajas, ¿cuáles son exactamente? También te las explicamos.

¿En qué consiste una cámara IP?

Antes de explicar en qué consiste la cámara IP, ¿qué es una dirección IP? Estas siglas se corresponden con el concepto Internet Protocol, lo que se traduce como “Protocolo de Internet” y consiste en las reglas bajo las que se encuentra el envío de datos a través de la red. Una dirección IP es aquella con la que se  identifica a un dispositivo en concreto en el mundo online. Por tanto, éste tipo de sistemas -cada cámara a nivel individual- tiene una identidad propia.

Con esta introducción, puedes entender que una cámara IP es un equipo con el que puedes interactuar -intercambio de datos- en tiempo real desde cualquier lugar del mundo. Al mismo tiempo, se abre la posibilidad de una comunicación bidireccional, es decir, la cámara puede enviar señales y también recibirlas desde otro dispositivo, por ejemplo, tu smartphone o tu ordenador.

En resumidas cuentas, hablamos de una tipología de cámaras de videovigilancia que permite hacer un seguimiento de las imágenes desde tu propio teléfono, por lo que el nivel de seguridad se incrementa notablemente. Con una cámara IP podrás percibir cualquier problema o incidente en tiempo real, por lo que las posibilidades de solucionarlo se incrementan de manera notable.

Cámara IP WiFI

Una cámara IP WiFi es un tipo de dispositivo dentro de las cámaras IP. La única -aunque relevante- diferencia con el resto es que el sistema se puede conectar al router sin necesidad de cables, ya que funciona a través de la red WiFi. ¿Las ventajas? Mayor comodidad a la hora de colocarlas en el lugar que prefieres, una gran simplicidad en la instalación y una estética considerablemente mejorada.

Cámara analógica o cámara IP, ¿qué es lo que las diferencia?

Si antes hablábamos de que los sistemas de videovigilancia se han implementado desde hace décadas en todo tipo de negocios, lo justo es indicar cuáles son las principales diferencias entre la cámara analógica y la cámara IP. ¿Qué es lo más destacable en la definición de la segunda? Esto explica por qué es más recomendable.

Como habrás intuido, las analógicas no ofrecen conexión a Internet, por lo que resulta completamente imposible hacer un visionado en remoto y en tiempo real. Tampoco, evidentemente, posee la capacidad de enviar señales ante cualquier situación fuera de lo común y, finalmente, utilizan elementos de grabación que dejan de ser necesarios en una cámara IP.

Ventajas de la cámara IP

A lo largo del artículo se han  definido los beneficios que ofrece una cámara IP, aunque es posible ir un poco más allá y exponerlos detalladamente para entender los motivos por los que cualquier instalación de videovigilancia actual recurre a esta opción. Veamos algunas de estas ventajas:

  • Facilidad en la instalación.
  • Posibilidad de acceder a las imágenes en tiempo real.
  • Acceso a las imágenes desde cualquier lugar del mundo.
  • Eliminación de cableado.
  • Grabación constante durante las 24 horas.
  • Aviso desde el dispositivo en caso de situaciones anómalas.
  • Mayor discreción.
  • Agilidad a la hora de compartir las imágenes con los organismos pertinentes.

Adquirir a día de hoy un sistema de videovigilancia fuera de la cámara IP ya empieza a resultar complicado. Todos estos beneficios explican que la inmensa mayoría de los usuarios, tanto en organizaciones como en viviendas, se estén decantando por esta alternativa, lo que está desplazando por completo a los dispositivos analógicos.

New call-to-action

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme