¿Cómo desarrollar una auditoría de seguridad en tu organización?

La seguridad es uno de los pilares principales de cualquier organización y, si bien es algo que se ha dado siempre, con la aparición y la integración de las tecnologías, las necesidades a este respecto se han multiplicado.

Descubre todo lo que necesitas saber para hacer de tu negocio un lugar seguro Descargar ahora

La auditoría de seguridad es una herramienta clave para garantizar que la organización cumple con los objetivos establecidos a estos efectos, pero ¿cómo se lleva a cabo este proceso y hasta qué punto es relevante?

Cómo llevar a cabo una auditoría de seguridad

Cuando una organización realiza  una auditoría de seguridad trata de encontrar posibles vulnerabilidades y de analizar y valorar las medidas de protección que se han implementado en las instalaciones de la empresa. Para desarrollar este proceso es fundamental  utilizar las técnicas y herramientas necesarias para cumplir con estos propósitos, además de seguir ciertos pasos de forma organizada:

  1. Planificación de objetivos y alcance de la auditoría, donde se definen las áreas de evaluación y se escogen los recursos necesarios para el desarrollo del proceso, incluyendo un cronograma.
  2. Obtención de información sobre el estado actual de las instalaciones e infraestructuras de la empresa, las políticas de seguridad y los procedimientos y sistemas que se siguen actualmente.
  3. Análisis de la información recogida con el fin de detectar deficiencias y vulnerabilidades en la seguridad, comparando las prácticas habituales en la empresa con el ideal de seguridad.
  4. Informe de resultados tras la evaluación, donde se expone toda la información analizada y los aspectos identificados como vulnerabilidades, además de las pertinentes recomendaciones para resolverlas.
  5. Implementación de acciones correctivas y preventivas para optimizar la seguridad de la organización.
  6. Monitorización de las mejoras para comprobar que se están aplicando adecuadamente y que esta aplicación cumple con sus objetivos.

Herramientas y técnicas habituales en una auditoría de seguridad

Existen diversas técnicas y herramientas diseñadas para facilitar y hacer más eficiente el proceso en una auditoría de seguridad, algunas de las cuales se pueden aplicar en función de las necesidades y recursos de la empresa y de los objetivos concretos de la propia auditoría. Éstas son algunas de las más utilizadas por las organizaciones con este fin:

  • Evaluaciones de riesgo, para identificar y priorizar los posibles peligros en función de la probabilidad de que sucedan y del impacto que puedan generar.
  • Pruebas de penetración, que simulan ataques reales a los sistemas e instalaciones de la empresa con el fin de evaluar su capacidad de respuesta frente a amenazas.
  • Escáneres de vulnerabilidad, los cuales analizan las infraestructuras y los sistemas de una organización para encontrar hipotéticos puntos débiles.
  • Análisis de registros de actividad, con el fin de detectar patrones sospechosos o anómalos que puedan provenir de un problema en la seguridad.

¿Cuál es el momento adecuado para realizar una auditoría de seguridad?

Uno de los aspectos más importantes a la hora de poner en marcha una auditoría de seguridad en la organización reside en escoger el momento adecuado para ello. Es decir, hablamos de un proceso que puede aplicarse en cualquier momento, pero existen situaciones en las que su desarrollo resulta prioritario:

  • Auditorías de seguridad periódicas para garantizar el cumplimiento de las regulaciones y normativas establecidas, evitando posibles sanciones o la proyección de una imagen negativa por parte de la empresa.
  • Revisiones programadas bajo calendario -anuales, semestrales, etc.- como enfoque proactivo en el ámbito de la seguridad empresarial.
  • Auditorías obligatorias cuando se dan cambios en las tecnologías o instalaciones de la organización, analizando posibles vulnerabilidades desde el primer momento.
  • Estudios tras un incidente de seguridad, estudiando a conciencia las medidas de seguridad establecidas y los puntos de mejora para evitar que vuelva a suceder.

Principales áreas de estudio en una auditoría de seguridad

Las auditorías de seguridad no siempre se llevan a cabo a nivel integral, sino que es posible desarrollarlas en áreas concretas de la organización para obtener un análisis en profundidad en un ámbito en particular. Éstos son los principales segmentos que podemos diferenciar a la hora de llevar a cabo el proceso:

  • Cumplimiento de normativas generales y de las políticas empresariales en materia de seguridad.
  • Identificación de riesgos en las instalaciones y los sistemas de la organización en general o en áreas concretas de la empresa.
  • Evaluación pormenorizada de los equipos de protección y de los recursos utilizados en la seguridad de la empresa.
  • Análisis de la concienciación y el comportamiento de los empleados con respecto a su propia seguridad y la de la organización.

¿Hasta qué punto es necesario realizar auditorías de seguridad?

Teniendo en cuenta que, como consecuencia de la digitalización, vivimos una etapa en la que las organizaciones se encuentran en permanente transformación, es recomendable la aplicación de auditorías de seguridad periódicas que permitan diagnosticar las debilidades de la empresa. La prevención es uno de los factores más determinantes en la seguridad de una empresa, y este mecanismo está diseñado precisamente con este fin.

PRS - Guía Prosegur para la seguridad en la pequeña y mediana empresa - CTA Post (2022)

 

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme