El análisis de la demanda como herramienta de predicción de ventas

analisis-de-la-demanda

En el mercado actual, ir un paso por delante es prácticamente una obligación para mantener la competitividad. Por suerte, la integración de las tecnologías de la información en los negocios nos permite predecir el futuro próximo con ciertas garantías, y el análisis de la demanda es una buena muestra de ello, convirtiéndose en una herramienta esencial para las empresas.

Guía gratuita: Cómo gestionar de forma eficiente una pyme Descargar ahora

Este proceso tiene consecuencias directas en los costes y beneficios de la organización, ya que se trata de la predicción de futuras ventas con el fin de determinar las necesidades de abastecimiento y garantizar la respuesta al cliente. Pero, ¿cómo funciona el análisis de la demanda y por qué es recomendable aplicarlo en cualquier organización?

Factores clave en el análisis de la demanda

En el análisis de la demanda entran en juego diversos factores, algunos de los cuales es posible determinar a partir de la evaluación personal, mientras que otros requieren ineludiblemente de la integración de tecnologías. En cualquier caso, para poder llevar a cabo una predicción adecuada de las ventas futuras conviene tener en cuenta los siguientes parámetros:

  • Precio de producto.
  • Poder adquisitivo de los consumidores.
  • Precio de producto en la competencia.
  • Cambios en los gustos y preferencias del público objetivo.
  • Situación del mercado.

Como ves, podríamos decir que algunos de estos aspectos dependen directamente de la empresa; sin embargo, la realidad es que cuestiones como los precios deben ajustarse al mercado para mantener la competitividad, y para ello es imprescindible analizar el resto de factores.

Cómo obtener resultados exactos en el análisis de la demanda

Aunque todavía nos resulte difícil de creer, con ayuda de tecnologías como el big data, la inteligencia artificial o el machine learning es posible predecir los cambios en todos estos factores.

Si bien nunca existe la certeza absoluta, la probabilidad de acierto a través de estas herramientas es prácticamente total, gracias al análisis de grandes cantidades de información y la recopilación de tendencias y patrones de consumo en el mercado.

La interpretación de resultados en el análisis de la demanda

En función de las tecnologías implementadas, los resultados de predicción serán más o menos completos y precisos. De hecho, en muchos casos, la predicción incluye recomendaciones de aplicación para mantener e incrementar la competitividad del negocio en el mercado.

No obstante, la interpretación de los datos y  la consiguiente aplicación de estrategias depende exclusivamente de la dirección de la empresa. Eso sí, con muchas más probabilidades de éxito gracias al análisis de la demanda a partir de este tipo de tecnologías.

Variables que influyen en el análisis de la demanda

Además de los factores mencionados, es importante tener en cuenta ciertas variables que pueden influir en los resultados, tanto en la interacción con las propias tecnologías dedicadas al análisis de la demanda, como en la aplicación posterior de las estrategias pertinentes. En este caso nos referimos a circunstancias concretas que siempre han formado parte del mercado:

  • La temporalidad del producto, como estacionalidades o tendencias habituales.
  • El perfil del consumidor, donde conviene valorar aspectos como el género, la edad, la ubicación o el nivel socioeconómico.
  • Las tendencias habituales del mercado con la incorporación de innovaciones, tecnologías o variaciones macroeconómicas.

Estas dimensiones resultan determinantes en el análisis de la demanda en conjunto con los factores anteriores, por lo que deben tenerse en cuenta a la hora de gestionar los resultados generados por la tecnología a este respecto.

Los tipos de demanda en el análisis y la predicción

Por otra parte, en el análisis de la demanda también tienen relevancia las diferentes tipologías que podemos encontrar en función del producto. En este sentido, conviene tener en cuenta las consecuencias de una variación en los precios con respecto a la caída o el mantenimiento de las ventas en el corto, medio y largo plazo.

Demanda elástica

Cuando hablamos de productos de demanda elástica, nos referimos a aquellos cuya demanda cae en mayor porcentaje que la subida de precios que han sufrido. En este contexto, podemos profundizar en demanda relativamente elástica o perfectamente elástica, cuando las ventas desaparecen por completo. Se da en productos prescindibles o con alta competencia en el mercado.

Demanda unitaria

Esta situación se puede determinar fácilmente a través del análisis de la demanda, ya que hablamos de productos cuyas ventas se reducen de forma inversamente proporcional a la subida de su precio. Se trata de una variación exacta y sistemática en la demanda del producto o el servicio.

Demanda inelástica

Finalmente, en la demanda inelástica podemos encontrar productos que no ven modificada su demanda pese al incremento de su precio. Nuevamente cabe profundizar en demanda relativamente inelástica -cuando la demanda se mantiene completamente inalterada- o perfectamente inelástica -cuando se reduce en menor porcentaje que el aumento de precio. Sucede únicamente con productos de consumo básico.

El análisis de la demanda para sobrevivir al mercado

Como ves, son muchos los factores y variables que pueden determinar el aumento o la reducción de las ventas de un producto o servicio. El análisis de la demanda a través de la tecnología nos permite hacer predicciones y adelantarnos al mercado, con el fin de diseñar las estrategias adecuadas para mantener la competitividad de la organización.

New call-to-action

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme