Dónde se originan las amenazas informáticas

amenazas-informaticas

A día de hoy, cualquier empresa necesita tener presencia en Internet. Gracias a una página web, las redes sociales,  y la tecnología resulta más sencillo contar con esta presencia online.

¿Sabías que más del 60% de los ciberataques se producen en Pymes?  Descubre aquí cómo protegerse frente ellos

Una página web es la ventana cibernética de la empresa en Internet, por lo que se debe cuidar de la misma manera que otro elemento físico de la empresa.

En este contexto, en el que nuestra empresa se expone al ecosistema virtual también puede ser vulnerable a cualquier ataque malicioso que busque afectar a la reputación de la empresa. Por ello, debemos encontrar el origen de las posibles amenazas informáticas.

En este artículo analizaremos las principales amenazas informáticas que puede sufrir una empresa con presencia en Internet.

¿Qué amenazas informáticas puede sufrir una empresa?

En el siguiente cuadro detallamos las principales amenazas informáticas que puede sufrir una empresa:

AMENAZAS DESCRIPCIÓN
Ataques de Malware Es una de las grandes amenazas a las que se enfrentan las pequeñas empresas en la actualidad, ya que puede provocar ataques a través de virus o troyanos para robar la información de la empresa. Mediante este tipo de ataques obtienen información privada de la empresa y, normalmente, este tipo de amenaza viene porque se ha descargado un fichero u otro tipo de archivo de una página web no confiable, de la recepción de emails no deseados o al contacto con otros ordenadores que ya han sido infectados.
Phishing Es una de las mayores amenazas que puede sufrir una empresa y una de las que puede hacer más daño. El phishing es el ataque a la identidad de la propia empresa, ya que el que ataca a la empresa finge ser ella para minar la confianza de sus clientes en la marca. El cliente sale perjudicado, ya que da información personal o entra en enlaces maliciosos.
Intercepción Esta amenaza pasa cuando el atacante al sistema de la empresa obtiene datos de los clientes que envían información a la página web de la empresa, y después se utilizan para el beneficio del propio atacante. Esta información puede estar formada por datos personales de los usuarios o datos de la tarjeta de crédito. Después los atacantes pueden vender estos datos a terceros o pueden realizar compras con los datos de las tarjetas robadas.
Contraseñas débiles Otra de las amenazas que suele ser bastante corriente es que las contraseñas que protegen el acceso a programas no son lo suficientemente robustas. Es decir, que son contraseñas de fácil acceso o son fáciles de averiguar. Hay empresas que utilizan servicios en la nube y necesitan diferentes cuentas para acceder, y contienen información confidencial. La utilización de contraseñas débiles o la utilización de la misma contraseña para diferentes cuentas puede hacer que los datos estén con mayor facilidad expuestos a posibles ataques.
Agujeros de seguridad Este tipo de amenaza pasa cuando la seguridad de los datos de la empresa tiene agujeros de seguridad que pueden dar paso a importantes vulnerabilidades dentro del sistema. Esto pasa cuando hay poco mantenimiento del sistema de la empresa y la configuración de seguridad no es la adecuada. La mala configuración de la seguridad permite a los atacantes sustraer datos confidenciales de la empresa que pueden comprometer el sistema.

 

En conclusión, hemos podido ver que hay diferentes tipos de empresas y en cada una de ellas se pueden dar diferentes tipos de amenazas informáticas según el nivel de protección de su sistema. La dirección de la empresa debe tener en cuenta que tendrá que poner el máximo de impedimentos y la mayor seguridad para que no se lleguen a producir las amenazas informáticas.

New call-to-action

Valora este artículo

Suscríbete a zona pyme