Ahorro energético: empresas eficientes

ahorro-energetico-empresas

Según la Red Eléctrica de España, “el 66,9% de todos los GWh de electricidad generados en 2020 proceden de tecnologías que no emiten gases de efecto invernadero a la atmósfera”, siendo este un porcentaje que viene creciendo al mismo tiempo en que la conciencia general sobre la necesidad de lograr un ahorro energético en empresas y en el ámbito doméstico, también lo hace.

Guía gratuita: Cómo gestionar de forma eficiente una pyme Descargar ahora

Pero más allá de la procedencia de la energía utilizada, es importante comprender que el ahorro de la misma y la eficiencia que se logre, no solo es beneficioso para el cuidado de los recursos a nivel global, sino también para la empresa que lo hace.

¿En qué puede ahorrar energía una empresa? Veremos que en todas sus actividades y áreas, incluyendo la utilización del edificio en el que las desarrolla.

Ahorro energético urbanístico:

Para comenzar a pensar en el ahorro energético, no podemos evitar acceder al Código Técnico de la Edificación y en concreto a la normativa correspondiente al uso de la energía que se desarrolla en el mismo. Se establecen una serie de criterios y exigencias básicas sobre el ahorro, tanto para edificaciones nuevas, como para las ya existentes. 

El objetivo principal es llegar a un uso racional de la energía, logrando llevar a niveles sostenibles el consumo y lograr que una parte del mismo sea de fuentes renovables. Se propone proyectar, construir, utilizar y mantener los edificios en línea con las exigencias que aquí se muestran:

  • Limitación del consumo eléctrico en función de la zona climática en la que se encuentra y el uso que se le da.
  • Se debe contar con una envolvente térmica que limite el uso de la energía primaria.
  • Las instalaciones térmicas tienen como objetivo lograr el bienestar térmico de los ocupantes.
  • Se debe contar con instalaciones de iluminación eficaces energéticamente, con sistemas de control ajustables por zona y que permita aprovechar la luz natural.
  • El sistema de agua caliente sanitaria debe tener una contribución mínima de energía renovable.
  • Aquellos edificios de gran demanda energética deben contar con su propia generación de energía eléctrica, tanto para el uso como para el suministro a la red.

Partiendo desde estos puntos, podemos adaptarlos y llevarlos fuera de lo propiamente relacionado con la edificación,” para establecer una lista de:

Buenas prácticas para ahorrar energía en las pequeñas y medianas empresas.

Aprovechamiento de la luz natural. No solo es beneficioso para reducir el gasto en energía, sino que contribuye al buen clima laboral y a la comodidad en el trabajo. Uno de los principales gastos de la energía eléctrica se da por su uso en la iluminación.

Trabajar en la concientización de las personas que desarrollan las actividades de la empresa, para que actúen en pos de un ahorro energético que beneficie tanto a la economía de la misma como al cuidado de los recursos no renovables y a la reducción del uso de los renovables, mostrándole los beneficios de hacerlo.

Elegir equipos con buena eficiencia energética y apagarlos en el momento en que no se estén usando.

Utilizar las funciones de ahorro energético en todos los aparatos electrónicos que la ofrezcan y evitar usarlos innecesariamente.

Regular la temperatura de la climatización en los niveles de mayor eficiencia y mejorar el aislamiento de todos aquellos espacios en los que sea posible.

Realizar el mantenimiento frecuente de todos los aparatos eléctricos y electrónicos que se utilicen en los sectores de producción, principalmente, aunque hacerlo en todos los demás también ayuda a lograr una reducción en el uso de la energía.

Conclusión:

Con apenas algunas acciones mínimas se puede optimizar el ahorro energético en empresas pequeñas y medianas. El beneficio a corto plazo puede parecer poco, pero si se analiza tomando en cuenta el ahorro económico que se produce a lo largo del tiempo, es mucho. Optimizar los recursos es actividad de todos los días e instalar este tipo de hábitos en las personas que trabajan en una Pyme, junto al mantenimiento urbanístico y la elección correcta de los equipos electrónicos y eléctricos, puede marcar una gran diferencia. 

PRS - Cómo gestionar de forma eficiente una PYME - CTA Post (2)

Suscríbete a zona pyme